Magazine AM:PM
Publicidad
Artículos

La raíz cubana de grandes éxitos mundiales (I)

Cuando en el año 2013 Marc Anthony estrenó su versión de la canción Flor pálida, el mundo comenzó a tararear el nuevo éxito del salsero puertorriqueño. Pero no todos los “contagiados” con la entrega conocían su origen ni la autoría del cubano Fernando Borrego Linares, conocido como Polo Montañez. 

El cantautor pinareño, fallecido en 2002 a causa de un accidente de tránsito, compuso Flor pálida inspirado por su esposa, Adys García. Doce años después Marc Anthony internacionalizó la obra de Polo cuando apareció cantando: “Hallé una flor, un día en el camino/ que apareció marchita y deshojada”, una letra cubana coreada por miles de personas alrededor del mundo. 

Aunque es este solo uno de los ejemplos más famosos de canciones cubanas que han logrado mayor éxito en voz de artistas foráneos, existen muchos otros.

Quizás, quizás, quizás es una de las composiciones cubanas que ha recorrido el mundo y posee versiones en otros idiomas igual de populares que la original en español. Tal es el caso de la inglesa Perhaps, perhaps, perhaps, escrita por Joe Davis. Compuesta en la década del 40, su autor fue el prolífico cubano Osvaldo Farrés, a quién se atribuyen más de 300 canciones, entre las que destacan, además, los boleros Toda una vida y Tres palabras. Quizás, quizás, quizás ha sido interpretada, entre otros, por Nat King Cole, Sara Montiel, Celia Cruz y una de las más reconocidas versiones actuales en español se escucha en la voz de Andrea Bocelli junto a Jennifer López en 2013.

Asimismo, es probable que la versión contemporánea que más se conozca de Lágrimas negras sea la que interpretó Diego El Cigala junto a Bebo Valdés en 2002, y que forma parte de un fonograma que lleva el mismo nombre, estrenado un año después. Concebida en principio por Miguel Matamoros como un tango, el tema devino un bolero-son que ha sido interpretado por grandes de la música cubana como Omara Portuondo, Compay Segundo y, por supuesto, el Trío Matamoros, y constituye una de las letras más trascendentes del cancionero cubano.

Uno de los más curiosos ejemplos de temas cubanos en voces extranjeras llegó en 2022, cuando la cantante española Rosalía hizo suyo el tema Delirio de grandeza, incluido en su álbum Motomami (2022). Originalmente compuesto por el cubano Carlos Querol y popularizado por Justo Betancourt, se desconoce cómo llegó a manos de la artista el tema original. La versión de la cantante es una balada fusionada con el género R&B, en la que finalmente se han incorporado como “coautores” a otras personas, probablemente arreglistas, y a la propia intérprete. Querol integró diversas agrupaciones como el Conjunto Kubavana y Pacho Alonso y sus Bocucos y era reconocido por su maravillosa voz segunda.

La obra de los músicos cubanos ha viajado por el mundo, conquistando públicos desde diferentes versiones en la voz de artistas nacionales y extranjeros, como se puede comprobar en esta muestra. Próximamente volveremos con otros recuentos de éxitos cubanos que han tomado el hit parade internacional por asalto.

foto de avatar Magazine AM:PM Revista cubana de música, sin distinciones de géneros o geografías. Más publicaciones

Deja un comentario

Aún no hay comentarios. ¡haz uno!

También te sugerimos