Magazine AM:PM
Publicidad
Reseñas Portada del EP/ Jorge Rodríguez

Sonata Negra/ Lachy Torriente

Sonata Negra es un EP de tres temas, con una duración de veintiún minutos de los cuales solo siete no son íntegramente instrumentales. Este trabajo es el debut de Lachy Torriente, trompetista, compositor y arreglista nacido en la Isla de la Juventud y que desde hace un tiempo colabora —tanto en estudio como en directo— con artistas como Tobías Alfonso y Los Monos Lácteos, Misifuz, Boomerang, Abel Lescay, Lose My Name, Milton McDonald, entre otros artistas de la escena alternativa habanera. Luego de un tiempo prestando su instrumento a otros proyectos, decidió entrar al estudio a hacer música que refleje sus propias ideas.

La primera vez que escuché a Lachy Torriente fue en grxllos, de Abel Lescay. Recuerdo que me llamó la atención ese nombre que no conocía, y luego de escuchar sus intervenciones quise saber un poco más. Después de seguirle la pista y haberlo visto tocar con más de un proyecto de la escena contemporánea alternativa, puedo decir que el suyo me parece uno de los trabajos más interesantes del 2023.

Como decía al comienzo, Sonata Negra es instrumental casi en su totalidad. La excepción es el single (y segunda pista en el tracklist) Vida. Rey de Benín y Júbilo son los otros dos temas que conforman el EP. Si bien el instrumento de Lachy es la trompeta y es desde el cual concibe la música, esto no lo limita; su trabajo no se percibe como música hecha específicamente para este instrumento, ni siquiera parece ser protagonista (no en todo momento, al menos).

Cada pieza tiene una energía diferente; a tono con su título, el concepto que parece buscar el artista hace referencia a la estructura de la forma sonata clásica, que se compone habitualmente de tres movimientos contrastantes entre sí. En este caso Lachy utiliza los tempos rápido, lento y rápido.

Cada canción transita por varios momentos y bloques, habilitando veintiún minutos de espacio mental para existir en ese limbo donde a uno se le olvida que está escuchando, mientras la mente divaga. Al menos en mi experiencia, me he notado más de una vez habitando un estado cuasi meditativo mientras escucho, e imaginando escenas a las cuáles esos segundos de música podrían complementar.

El trabajo fue íntegramente grabado en directo, con todos los instrumentos a la vez, ya que parte de la búsqueda consistía en llegar a esos sonidos a través de la interacción orgánica, que solo se obtiene tocando en conjunto, simultáneamente.

El primer tema del EP es Rey de Benín, una pieza con cambios de ritmo que juega con la atención y la tensión a partes iguales. Una vez metido el oyente en el canal, la música llega con una violencia tremenda e incita al baile, como si se estuviera en un mosh pit. Contiene la energía astral del jazz con una leve sugestión al movimiento. Las misceláneas de las percusiones le dan un toque místico a las texturas del tema, el piano sienta la base y la trompeta lidera el discurso sin gritar por encima de los demás. La sección rítmica es sólida de principio a fin, oscilando entre la violencia y la sutileza.

El segundo track es Vida, una pieza mitad instrumental, mitad compuesta por un poema interpretado por Zo Brinviyer, dramaturga y escritora española, que explora el spoken word mezclado con el jazz. Y es esta la mejor síntesis de lo que es Vida, una grabación donde ambos conceptos se entrelazan para dar lugar a una pieza única. El texto es una carta que recorre la relación entre España y Cuba, buscando justicia e intentando sanar heridas históricas. Un poema de una región a otra que habla del dolor negado por el orgullo y del amor que une a aquellos que habitamos alguna de las dos tierras. De Vida me quedo con frases como “yo vengo de un país que niega el dolor del tuyo”, o “quiero verlo todo, porque sé que hubo otros/ otros resistiendo, esperando, luchando, amando antes que nosotros./ Pero creemos que somos los primeros, que nunca nos expulsaron, que no hay nada que conquistar y todo está por descubrir”.

Júbilo es el toque a degüello, es el corneta mambí llamando al combate al grito de ¡Al Machete!, una épica cabalgata al atardecer que cierra el EP con un tono alegre y ascendente, enfatizado por los colores y la forma en que se armoniza el tema. Alrededor del segundo 30 de la canción aparece un momento musical que se repetirá (el toque a degüello mambí), que sintetiza el estado anímico que provoca la canción y que me causa especial alegría cada vez que lo escucho.

En cuanto al sonido, es un álbum que no tiene complicaciones ni innovaciones en la producción, sino que buscó respetar el arte y la esencia de la grabación en vivo. Todo quedó registrado en directo y sin cortes, el mismo día en cuatro horas de sesión de estudio, lo que resulta en un puente hacia esa franja mental donde por segundos se olvida qué es ser y se pasa a solo oír/ sentir/ existir. Veintiún minutos guiados por la trompeta de Lachy, a cargo de la composición y los arreglos, y el bien articulado elenco de jóvenes músicos cuyo nombre espero cansarme de oír: Para Sonata Negra se contó con Ángel Toirac en el piano; Samuel Sandoval, en el bajo (y el contrabajo en Vida); Fabio Abreu, en los drums; Irán Farías El Menor, en las percusiones y misceláneas, y Zo Brinviyer como autora del texto e intérprete de la voz en Vida. La grabación, mezcla y masterización fue realizada en República Records. La portada es también una belleza y estuvo a cargo del artista visual Jorge Rodríguez (@theratos1.0 en Instagram).

En resumen, Sonata Negra no te va a cambiar las concepciones de lo que puede ser la música, pero puede que te cambie el mood, el día o la semana incluso, si eres una persona a la cual la música le afecta (para bien o para mal). Una sumatoria de colores y texturas, que te llevan por un viaje sinestésico al que invito a entrar a escuchar con audífonos y los ojos cerrados.

El EP se encuentra disponible en las principales plataformas de streaming.

foto de avatar Daniel Rosete Aguilera Seguramente está escuchando música o hablando de ella. Algún día vivirá de hacer música y playlists. Más publicaciones

Deja un comentario

Aún no hay comentarios. ¡haz uno!

También te sugerimos