Magazine AM:PM
Publicidad
Noticias Gala de entrega de los Premios Cuerda Viva 2023. Foto: Tomada del perfil de Facebook del programa. Gala de entrega de los Premios Cuerda Viva 2023. Foto: Tomada del perfil de Facebook del programa.

Recuento de los premios Cuerda Viva 2023

Recuento de los premios Cuerda Viva 2023

El pasado sábado dos de septiembre, la Sala Avellaneda del Teatro Nacional se llenó con parte de los sonidos alternativos de producción nacional a través de la gala de premiaciones de Cuerda Viva.

En esta 21 edición del evento organizado por el programa televisivo del mismo nombre, el diapasón de nominados se amplió notablemente, con 85 artistas de toda la Isla distribuidos en 21 categorías. 

El premio de la popularidad se lo llevó en esta ocasión Bonus, banda de rock fundada hace seis años; mientras que en la categoría de música alternativa resultó ganador Tobías Alfonso &  Los Monos Lácteos, que desde 2018 ha estado infectado de la «monolactancia» al público melómano alternativo. El premio de la música urbana lo recibió por su parte Valzinder, un artista de poca trayectoria, pero una nominación a Los Lucas y su participación en Cuerda Viva sugieren que es un nombre a tener en cuenta. 

La categoría de rock premió a la banda Vértice, al tiempo que la reconocida jazzista Zule Guerra recibió el galardón en el apartado de jazz. DJ Ikari Night resultó ganadora en electrónica, hecho particularmente notable si consideramos la poca visibilidad que tienen las exponentes del género en el país. Finalmente, el premio Cuerda Viva 2023 fue para Kialo, una agrupación alternativa con más de una década de carrera que aborda y fusiona géneros como el pop y el funk. 

La gala de premiaciones incluyó la presentación de otros artistas de la escena musical cubana como Adrián Berazaín, Julio Rigal, y Manolito Simonet. La ocasión fue aprovechada por la Dirección Nacional de Casas de Cultura para entregar a Cuerda Viva un reconocimiento especial por una labor que ya cumple más de dos décadas. 

Así transcurrió la noche, sin embargo, sigue quedando la sensación de que los medios masivos, los jurados —no solo Cuerda Viva— y sus premiados no conectan con la narrativa del consumo real de la música. Podría señalarse, por ejemplo, lo poca visibilidad de la obra de muchos de los artistas premiados, lo que apunta no tanto a la calidad del producto como a su pobre difusión. También se puede señalar la ausencia de nombres —en la gala y en los premios— que se repiten entre el público alternativo y llegan por plataformas no establecidas en Cuba, con producciones independientes, obras frescas, innovadoras y un público bastante estable. Valdría mencionar grupos como Land Whales, con su incursión en el shoegaze, y exponentes del urbano alternativo como Chezca Zana y su punk repa.

Cuerda Viva nació con la más genuina intención de dar espacio a lo underground. Hoy quedan en evidencia las distancias entre el programa, la escena alternativa y su público. Quizá la reticencia parta de los mismos artistas, o quizá de los medios. La respuesta llevaría un análisis más profundo.  Lo cierto es que se puede salir a la calle ahora y encontrar un hervidero artístico que puede haberse ganado a las masas, pero sigue ausente de los canales oficiales.

foto de avatar Magazine AM:PM Revista cubana de música, sin distinciones de géneros o geografías. Más publicaciones

Deja un comentario

Aún no hay comentarios. ¡haz uno!

También te sugerimos