Magazine AM:PM
Publicidad
Artículos Diseño: Jennifer Ancizar

Lo más relevante de la música cubana en 2023 según AM:PM

En la memoria queda lo que decidimos conscientemente no olvidar, pero también lo que nos hiere de alguna forma o nos devuelve el alma al cuerpo. En un 2023 de noticias preocupantes que no parecen tener fin, de despedidas anunciadas y sorpresivas, de conflictos internacionales que quitan el sueño y la esperanza de un mundo más humano, por fortuna hemos podido refugiarnos en la libertad y el goce de la música.

Nos hemos propuesto revivir algunos de los acontecimientos más relevantes para la escena musical cubana que, a pesar de todo, no deja de latir fuerte: conciertos inolvidables, nuevas voces y sonidos desbloqueados, pérdidas dolorosas para nuestra cultura que ahora nos toca honrar; merecidos reconocimientos, apertura necesaria y acostumbrada censura. Ha sido otro año de noticias que generaron los debates más acalorados y contradictorios en las redes, porque casi todes tenemos algo que decir cuando de nuestra música se trata.

La mejor manera de dar conclusión a los últimos meses que hemos vivido es recordar a través de cada uno de estos sucesos por qué seguimos poniendo tanto empeño en hacer una revista de música cubana.

Conciertos más relevantes del año (dentro de la Isla)Cuba bien podría narrarse a través de sus conciertos. En ellos confluye una madeja de decisiones políticas, culturales, desencuentros, añoranzas de la gente. Por eso hemos puesto a Pedro Luis Ferrer en primer lugar, por la energía que marcó los días en Bellas Artes, las colas de madrugada, los tickets que no llegaron, los acordes de un señor que se nos hace viejo… la buena reseña. También fue el año en que Síntesis hizo magia junto a X y Eme Alfonso, acompañados por la Orquesta del Lyceum de La Habana en una fusión que se parece mucho a Cuba, la afrodescendiente, la europea. Los clásicos de Hollywood, con la Orquesta de Cámara de la Habana y el Réquiem de Mozart, nuevamente con el Lyceum, fueron dos de los conciertos más aplaudidos por el público, así como el de Marta Gómez con la Sinfónica Nacional. Dayron Ortiz le devolvió el protagonismo a la gran Marta Valdés en el Jazz Plaza, ofreciendo uno de los momentos más emotivos del festival. Y finalmente, Wampi, el reencuentro con La Habana en un Salón Rosado lleno, coreando los obligados del reparto, con exquisita crónica de nuestro director.

Premios internacionales a músicos cubanosLa calidad, trascendencia o relevancia de una obra artística no está definida por los premios que se le otorgan. Dicho esto, no está nada mal un poco de reconocimiento a lo que suele ser no solo una obra, sino una racha consistente de ellas. Este año, varies artistas cubanes recibieron nominaciones y premios del más alto prestigio a nivel internacional. Una de elles fue la compositora cubano-americana Tania León, primera mujer en recibir el Premio Tomás Luis de Victoria que otorga la Fundación SGAE, considerado el más destacado reconocimiento a une compositore vive de la comunidad iberoamericana, obtenido en ediciones anteriores por dos coterráneos, Harold Gramatges y Leo Brouwer. Con anterioridad se había dado a conocer el Latin Grammy a la Excelencia Musical para el multiinstrumentista y compositor Arturo Sandoval, gala en la que, además, Omara Portuondo obtuvo el premio al Mejor Álbum Tropical Tradicional por Vida, en una categoría en la que competía junto al Septeto Santiaguero, la Orquesta Failde, y el Septeto Acarey. El recientemente fallecido Camilo Valencia obtuvo póstumamente, junto al venezolano Richard Bravo, el premio a Mejor Álbum Instrumental por Made in Miami. Otro de los ganadores fue el bajista Rafael Valencia, quien fue galardonado en la categoría de Mejor Arreglo por su tema Songo Bop, perteneciente al mismo trabajo. Fueron premiados también Chucho Valdés y Paquito D’Rivera, como Mejor Álbum de Jazz Latino/Jazz, junto al Reunion Sextet, por el disco I Missed You Too! que reunió a estas dos leyendas del género. D’Rivera además fue premiado en la categoría de Mejor Obra/Composición Clásica Contemporánea por Concierto Venezolano, del trompetista Pacho Flores. Yadam González, uno de los compositores de Si tú me quieres, obtuvo el premio a Mejor Canción Tropical, junto a Fonseca y Yoel Henríquez. El tema, interpretado por Fonseca y Juan Luis Guerra, estaba además nominado a Grabación del Año y Canción del Año.

Declaración del bolero patrimonio inmaterial de la humanidadMás de un siglo desde su surgimiento tuvo que pasar para que, el pasado cinco de diciembre, el bolero fuera declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Su inclusión en esta lista, que reconoce y promueve la diversidad de prácticas culturales que realizan las comunidades, es resultado del trabajo conjunto de candidatura realizado por Cuba y México durante dos años. Este reconocimiento sirve también de homenaje a exponentes como José Pepe Sánchez, Miguel Matamoros y José Antonio Méndez, quienes lo defendieron en sus diversas etapas de desarrollo y dejaron marcada una sonoridad en la música cubana.

Conciertos de artistas norteamericanos en CubaLa relación entre Cuba y Estados Unidos, tan compleja en demasiados aspectos, ha tenido en la esfera musical de este año momentos de suma felicidad. Como parte de las celebraciones por el mes de la Historia Afroamericana tuvimos la dicha de recibir en nuestros escenarios y disfrutar de la voz potente de la cantante y compositora Tonya Boyd-Cannon. El mes de junio trajo la energía del arreglista y cantautor estadounidense Jonathan Hoard, quien se sumó al reclamo por los derechos y el empoderamiento de la comunidad LGBTIQ+. Desde New Orleans llegó también a La Habana la artista norteamericana Big Freedia, reconocida como la reina del bounce, quien protagonizó una noche memorable para el público en la Fábrica de Arte Cubano.

El talento y los deseos de estos exponentes de la herencia musical afronorteamericana desbordaron el espacio escénico con valiosos intercambios con estudiantes de artes, emprendedores, activistas y comunidades de la capital, donde los artistas demostraron que más allá de las diferencias, existe entre nuestras culturas una conexión profunda, ancestral. Más predecible que decepcionante resultó, sin embargo, el desenlace de los anuncios y las polémicas que se desataron a raíz de la planeada visita de Norah Jones a la Isla, con su costoso paquete “turístico-académico”. Fueron acontecimientos que dejaron ver cuándo las voluntades tienen más peso que las cuestiones políticas o económicas. La música se convirtió una vez más en puente para acortar las distancias impuestas.

El posible “regreso” de Orishas (sin Ruzzo y Roldán)A finales de septiembre las redes sociales enloquecieron con las declaraciones que Yotuel Romero hiciera a la agencia española EFE, en las que aseguraba que el regreso de Orishas sería una realidad en 2024. “Volvemos el año que viene. Estamos preparando un nuevo disco. Estoy muy contento de regresar con Orishas”, dijo. La verdadera sorpresa vendría más adelante en esa entrevista, cuando el artista revelaba que, aunque todos los integrantes del grupo serían cubanos, de los miembros fundadores solo estaría él. “¿Existe Orishas sin sus integrantes originales?”, se debatió durante días en las redes sociales. Magazine AM:PM preguntó, en una hermosa entrevista a Roldán González Rivero qué pensaba del asunto y su respuesta fue clara y concisa: “No existe Orishas sin Ruzzo, sin Yotuel y sin Roldán”. Y aclaró: “somos los tres o ninguno”.

Habana RPMPromover el rescate del vinilo en Cuba fue el principal objetivo de la primera edición del Festival Havana RPM que se celebró durante los días 22 y 23 de diciembre. El evento dio cita a varios DJ, coleccionistas y ponentes en un espacio teórico y de debate entre los especialistas y el público general. El disco de vinilo en la actualidad trasciende su simple uso como soporte sonoro para recuperar terreno desde el diseño, el sonido, y el interés de DJ y melómanes por todo el mundo. Desde Havana RPM sus organizadores tenían la intención de que Cuba no quedara al margen, y contaron con presentaciones de reconocides exponentes como Harold G. Medina (DJ Afroqbano), DJ Ren DC, DJ Jigüe, La Reyna y La Real, DJ Garo y la mexicana Sonidera MX. Las ponencias abordaron temas clave de la cultura del vinilo y su impacto en la industria musical. A juzgar por la intensidad que se vivió durante esos días, la primera cita resultó un éxito y una fiesta para les amantes de este formato.

Fallecimiento de grandes figuras de la músicaAlgunas despedidas son definitivas este año. Nuestra canción tradicional perdió a Teté Caturla, una de las voces que más se entregó en su defensa e internacionalización durante más de cincuenta años; mientras que con la partida de Ireno García se nos va otra alma sensible, que puede que la muerte saque a relucir, como sucede a veces con artistas que no fueron tan reconocidos en vida como lo valían. Para los estudios musicológicos en la Isla será difícil superar el fallecimiento de Jesús Gómez Cairo, acucioso investigador que entregó su tiempo a la compleja labor de llenar los vacíos en la historia musical del país y dirigió con criterio el Museo Nacional de la Música hasta sus últimos días. La trágica noticia de las circunstancias en las que murió el cantante y compositor Tirso Duarte en Colombia dejó un sabor amargo a su público y los amantes del género bailable, al que legó un buen número de obras a su paso por grupos importantes de la talla de NG La Banda, Pupy y Los que Son Son y la Charanga Habanera. La música popular cubana en general sentirá la ausencia de otros artistas fundamentales, que le aportaron su sello personal a un instrumento, a un ritmo, a un conjunto: La percusión de Oscar Valdés y Jesús Abreu, el bajo de Juan Carlos Formell, el estilo de Lázaro Valdés, fundador de una agrupación como Bamboleo, que se hizo referente en los salones de baile; el filin del cantante Rolando Montero El Muso, la voz de Digno Pérez que enriqueció la sonoridad del Septeto Habanero durante más de veinticinco años; la presencia casi olvidada de Gina León, protagonista de muchos escenarios de la noche habanera del pasado siglo que quedó inmortalizada como la Dama del Capri por sus aclamadas actuaciones en este espacio. Por fortuna para les melómanes, la tecnología nos permitirá seguir conociendo y disfrutando, como una forma más de homenaje, del arte de estas grandes figuras.

Santa María Music Fest“Un evento cultural único que se llevará a cabo en una soleada playa turquesa en un paraíso escondido del Caribe”. Así se anunció, a los posibles asistentes el Santa María Music Fest. Con un line up conformado por más de 15 artistas de talla internacional y local, la propuesta resultaba sumamente tentadora desde sus primeras promociones: Arcángel y La India —anunciados en un inicio, aunque rápidamente negaron su participación—, Anonimus, Tekashi 6ix9ine, Yailin La Más Viral, Nio García, Calma Carmona, Kray J y Tito El Bambino compartiendo con músicos cubanos como Issac Delgado, Laritza Bacallao, Diván, el dúo Charly & Johayron, entre otros, en un escenario de la Isla por primera (¿y última?) vez. Su realización, sin embargo, estuvo marcada por una polarización de opiniones, donde desde un extremo se cuestionaba a sus organizadores, los precios de los paquetes a pagar para disfrutar del evento y la finalidad de los fondos recaudados en él. Desde el otro, se respondía politizando de igual modo el festival. Así, entre intentos de boicot, politización y una penosa organización logística, Santa Maria Music Fest quedó marcado más por una serie de polémicas en torno a su producción que por el valor turístico-cultural que supuestamente ofrecía.

Celia Cruz aparecerá en la moneda de 25 centavos de Estados UnidosA partir del 2024, tras veinte años de su fallecimiento, Celia Cruz circulará por Estados Unidos en una moneda de 25 centavos, con su frase emblemática, “¡¡¡Azúcar!!!”. Como parte de un programa para reconocer a las grandes mujeres de Estados Unidos, la cantante cubana tendrá su espacio como una de las artistas latinas más importantes del siglo XX. A modo de recordatorio de los tantos desaciertos de nuestro país, el cuarto de dólar será un coleccionable para las nostalgias de les cubanes. Celia sonriente, cantándonos al reverso de una moneda, con los ojos cerrados y el micrófono en la mano, con un vestido que en el recuerdo de nuestro imaginario colectivo es de colores vibrantes, completan la imagen que el mundo conserva de una gran mujer, cubana, fallecida en Miami a los 78 años, dejando en la historia patria una inmensa deuda política y cultural… “quiero volver sin mirar atrás, poder vivir para perdonar…”.

Industria musical cubana en escenarios internacionalesAparejado a la masiva emigración que ha vivido Cuba en los últimos años, el 2023 estuvo marcado por la realización de eventos de gran calibre que tuvieron a los artistas y profesionales de la industria musical cubana involucrados en su gestión. En abril, la ciudad de Denver, Colorado, acogió Fábrica de Arte Américas, una suerte de emulación de lo que sucede en el icónico centro de El Vedado, pero con un enfoque latinoamericano. Durante cinco días, cerca de 100 artistas de 35 países convergieron en una variedad de actividades que incluyó la danza, las artes visuales, el teatro, la moda y la música. En el caso de la última, las presentaciones estuvieron a cargo de pesos pesados de la música regional, con nombres como ÀVUÀ (Brasil), iLe (Puerto Rico), The Garífuna Collective (Belice) y Leoni Torres (Cuba). Octubre fue el mes escogido por Lei Nai Shou Podcast para organizar Guagua Cuban Festival, un evento que durante tres días enalteció la cultura cubana en todas sus formas en el barrio de Allapattah, en Miami. Por el escenario pasaron, entre otros artistas, la inclasificable banda que es Qva Libre, el pianista Andy García, el rapero El Funky y el camaleónico Boris Larramendi. En diciembre, igualmente en Miami, Cimafunk llevó la experiencia de su Cimafest y presentó una triada de conciertos que subieron la de por sí elevada temperatura de la ciudad. Wampi, la venezolana-americana Elena Rose y el propio Cimafunk junto a La Tribu (con la colaboración del Second Line de la Trombone Shorty Academy) encendieron la plaza de Oasis Wynwood en una noche que confirmó lo que ya venimos experimentando desde hace varios años: que hay una escena amplia y diversa de la música cubana en Estados Unidos y, más importante aún, un público ávido de propuestas como esta. A esos eventos se suman los enfocados en la música urbana, como el ya tradicional Cubatonazo (que a pesar de los nombres del cartel este año tuvo muy poca repercusión), la tercera edición del Festival de Reparto en Perú, que se ha convertido en la segunda casa para los exponentes del género, y la creación en Miami del Menba World Cuban Fest 2023, a cargo del siempre explosivo Chocolate MC.

Apertura (y también censura) del repartoSigue la relación amor-odio de la industria local con el reparto. Por una parte, las instituciones parecen haberse rendido ante su avance arrollador, como demuestra que se haya dado luz verde a la creación de eventos de gran formato como los que tuvieron lugar en Pabexpo en el mes de abril, y los que acogió el Club 500 (antiguo Echeverría) en el mes de octubre; o los conciertos en La Tropical, el corazón de la música popular cubana, de figuras como Fixty Ordara & Ja Rulay, Bebeshito o Wampi.

Este gesto solo puede leerse en clave puramente comercial cuando pensamos en lo contrastante que resulta el discurso de figuras del entramado institucional, que mantienen una elitista postura de reprobación y cuestionan la legitimidad del género con los argumentos que históricamente se han usado para atacar expresiones artísticas de raíz popular. El culmen de este conflictivo diálogo lo presenciamos cuando la televisión cubana se lanzó a pedir disculpas tras la inclusión de Hacha, en el Lucasnómetro del Verano, una gala organizada por Lucas, el famoso programa del videoclip en la Isla. De acuerdo al comunicado emitido por Cubavisión en sus redes sociales, la canción de Bebeshito, uno de los temas omnipresentes en la banda sonora cubana este año, “exacerba el sexismo y la violencia contra la mujer, violando así la política de programación del canal”. Esperemos que en el 2024, ya sea por lucidez o interés económico, las instituciones culturales cubanas le abran definitivamente la puerta al género y se concentren en cuestiones más acuciantes.

Homenajes al legado musical de Pablo MilanésUn año sin Pablo. Ni siquiera se dice fácil; cuesta pronunciar palabras tan definitivas. Sin embargo, durante todo el 2023, el cantautor ha estado en escenarios de varias partes del mundo y en los oídos de muchísimas personas para quienes su música se hace imprescindible. Artistas que lo admiraban, amigos y familiares han realizado homenajes a su legado musical y a su persona. La Casa de América, en Madrid, recordó el primer aniversario de su fallecimiento con la proyección del audiovisual Días de luz. Homenaje a Pablo Milanés, seguida de un tributo musical en el que participaron artistas cubanos y españoles como Liuba María Hevia, Frank Delgado, José María Vitier, Carlos Varela, Roberto Carcassés, Lynn Milanés, Ana Belén, Víctor Manuel, y la colombiana Marta Gómez. En otros momentos del año, Joaquín Sabina le dedicó su concierto en el Kaseya Center de Miami; mientras que Carlos Varela y Leoni Torres lo hicieron en una presentación en Madrid. Otro momento importante en el año fue la publicación del álbum póstumo Amor y Salsa – 80 Aniversario (Universal Music, 2023), un fonograma doble con versiones de temas clásicos de Pablo interpretados casi en su totalidad a dúo con artistas de la talla de Oscar D´León, Aymée Nuviola, Gilberto Santa Rosa o Francisco Céspedes. El tema Día de luz – 80 Aniversario, junto a Juanes, fue nominado al Latin Grammy en la categoría Mejor Canción Tropical. A inicios de noviembre, el Berklee College of Music le dedicó al cantautor cubano un homenaje encabezado por Miguel Núñez, pianista y director musical de la agrupación de Pablo por varios años, y el cantante y compositor dominicano Pavel Núñez.

Segunda edición del Encuentro de Profesionales del Sonido Del 17 al 19 de octubre del 2023 se celebró la segunda edición del Encuentro de Profesionales del Sonido en el Centro Cultural Plaza de la capital cubana. Bajo el auspicio de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem) junto a la Universidad de las Artes y con el apoyo del British Council y la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV), el evento contó con alrededor de 20 profesionales del sonido y otros actores del mundo de la música, entre cubanos y foráneos. Tuvo destacados representantes como el ingeniero inglés Barry Stephen Grint (quien ha colaborado con artistas como The Rolling Stones, Madonna y Paul McCartney), la argentina Natalia Perleman, el mexicano Gustavo Sachetti, la colombiana María Elisa Ayerbe, y los cubanos radicados en Estados Unidos Oscar y Kenya Autié. La cita estuvo dividida en cuatro temáticas principales: sonido en estudios de producción musical; sonido en el audiovisual; industria y producción; y sonido en espectáculos en vivo. Dentro de sus actividades tuvo lugar una clase práctica sobre la organización de un concierto en vivo, así como conferencias de DJ, talleres, debates y una visita guiada a la EICTV. A diferencia de la edición anterior, esta vez el evento no solo se enfocó en el sonido de los estudios de grabación, sino que también trató las particularidades de los espectáculos musicales en vivo y para ello contó con la presencia de músicos, arreglistas y profesionales de esta escena.

foto de avatar Magazine AM:PM Revista cubana de música, sin distinciones de géneros o geografías. Más publicaciones

Deja un comentario

Aún no hay comentarios. ¡haz uno!

También te sugerimos