Magazine AM:PM
Publicidad
Playlists Ilustración: Alejo Cañer/ Fonoma. Ilustración: Alejo Cañer/ Fonoma.

Las mejores canciones cubanas de 2022

¿Podemos pasar página de la Covid y la hiperinflación? ¿No? Ok, pero mientras, tengamos una vida. Como la tuvo la música cubana en el 2022, marcada por la consagración del reparto como el pop por antonomasia y algunos lanzamientos notables que hablan de la saludable diversidad que anima a la escena (g)local. 

Si algo define a la creación actual es su condición polimorfa, mutante, líquida. No hay habitaciones insonorizadas e impenetrables para los géneros en Cuba (a todo gracias); internet y los flujos migratorios han terminado por derribar cualquier muro que pudiera quedar, especialmente entre nosotros y una nueva generación a la que hay que escuchar con atención. Se está incubando una pequeña revolución musical que puede ponernos —finalmente— en el mapa contemporáneo, más allá del reguetón. 

Qué saldrá de esta exploración, qué quimeras vendrán a poblar nuestros oídos, aún es demasiado pronto para saberlo. Mientras, les dejamos esta selección de diez canciones esenciales (y un bonus track) para entender qué fue este año, cuyas últimas partículas se nos están escapando entre los dedos. 

Ni un ya no estás / Dayron Ortiz ft. Haydée Milanés 

Este año Dayron Ortiz, a quien muchas veces vimos custodiando desde la guitarra y la dirección musical a varias bandas y artistas cubanas, publicó Ser (Egrem, 2022), su debut como solista. En el álbum, con nueve canciones y 38 minutos de escucha a toda máquina, aparece este track que comparte con su compañera de muchas rutas: Haydée Milanés. El tema es el único de todo el fonograma que no es de la autoría del talentoso guitarrista, sino del trovador cubano Alberto Tosca. Si le preguntan a Dayron, les contará que es una canción muy “transparente, pero con un mensaje muy profundo”. Si nos preguntan a nosotros diríamos que la interpretación de Haydée, acompañada por los sutiles acordes y los ligeros repiqueteos en la percusión, crean la atmósfera perfecta para cantarle a las ausencias, pero también a la fe en lo que permanece. 

El Miedo / Isla Escarlata ft. Frank Mitchell 

Nada nos preparó para el mazazo que fue el EP Los Perros, el segundo trabajo de Isla Escarlata, el dúo que conforman los jóvenes Javier Sampedro y Samuel Delgado. El Miedo, el sencillo que abre la trilogía, es una carta de presentación inmejorable de lo que puede ser la música cubana en el nuevo siglo. Letras inteligentes, rimas poéticas y melodías potentes como armazón de una canción que es rap, pero que bebe astuta y orgánicamente de todos los sonidos que han enriquecido al género en los últimos años. Ahí, en esos versos que homenajean y se integran a una tradición de canción contestataria (sin caer en el panfleto plano, benditos sean), escuchamos la voz de una generación que ha crecido leyendo a Reinaldo Arenas, pero también escuchando a James Blake, Rosalía y Frank Ocean. Un sonido rabioso y contemporáneo. Esperamos que este sea solo el comienzo.

La Jaibera / Maikel Vistel ft. Daymé Arocena 

Cuánto se agradece que los músicos jóvenes revisiten los repertorios clásicos de antaño y lo hagan con creatividad, aportando novedad pero respetando sus conceptos básicos, y gozando a full. Este pregón, tocado en vivo por una orquesta gigante al estilo de los años 50, que el santiaguero Maikel Vistel (hijo y nieto de saxofonistas ilustres y saxo virtuoso él mismo) se montó especialmente para su disco En el Mar, es un caso de estudio. Y lo otro que es “de alquilar balcones” es la capacidad de Daymé Arocena de sentirse como pez en el agua en cualquier género. Lo de esa muchacha, ahora mismo, no tiene parangón. Qué manera de disfrutar y hacernos disfrutar mientras canta. ¡Ashé pa ella!

The Man with the Hat and the Tan (ManHatTan) / Yerba Buena, Joe Batista, Daymé Arocena, Pedrito Martínez, Alain Pérez, Ron Blake  

Andres Levin le ha dado comeback a su proyecto de fusión afrolatino Yerba Buena con este tema, en el que se unió a antiguos colaboradores como Pedrito Martínez y Ron Blake, además de traer nuevos invitados: Daymé Arocena, Jon Batiste y Alain Pérez. The Man With the Hat and The Tan (ManHatTan) es una suerte de viaje-retorno del propio Levin a través del Caribe, región a la que pertenece como venezolano a pesar de haber sido un newyorker  —solo su música lo definiría como tal— por varias décadas. Vuelve a cautivarnos en este tema el “sonido yerbabuena” de la mano de tres consagrados cubanos del momento y, en ese coctel newyorkino, los soneos con sabor a rumba de Daymé y de Pedrito sellan el viaje de ida y vuelta entre ManHatTan y La Habana.

Juice of Mandarins / Ibeyi

Lisa-Kainde y Naomi Díaz aparecieron a mediados de septiembre con este single en el show de COLORS, poco después de haber sorprendido con su más reciente entrega discográfica Spell 31 (XL Recordings, 2022). El tema, con esa sensualidad tremenda que caracteriza a las gemelas franco-cubanas, habla del éxtasis de enamorarse, algo que se revela desde la letra: My love for you, my love for you ain’t quiet / You are the thunder, thunder in my planet / You mark my body, bruise all over my skin /  Our lips sharing the juice of mandarins, cantan las Ibeyi y todo se vuelve sobrenatural; como si lo sensual y sexual del amor estuviese contenido en esas dos voces. Y es ahí, entonces, que todo nuestro cuerpo comienza a moverse al ritmo de la música, que funciona como un detonante y nos hace gritar esos sentimientos que, por más que queramos, no podemos ocultar. 

Otra canción / Camila Guevara 

Se asoma un potencial muy explosivo en el modo de interpretar de Camila Guevara. Hay en ella esa fabulosa y natural capacidad vocal que pareciera escoger a solo un representante de cada generación de la saga Milanés, mezclada con un aura de oscuridad y misterio muy llamativa y contemporánea. Si las estrellas se alinean correctamente, escucharemos hablar bastante de esta, actualmente nieta de Pablo, sobrina de Haydée e hija de Suylen; pero que será al fin, con nombre propio, Camila: una muchacha nacida en La Habana, con estudios académicos de música truncos, que no se parece a nada de lo que hasta ahora hemos tenido por “cubano”. Escucharle esta hermosísima canción de Santiago Feliú, arreglada por Jorge Aragón para el CD Fascinantemente Mundo (Colibrí, 2022), le pone a cualquiera los pelos de punta. 

No vas Remix / Wow Popy ft. Los 4 

Ya se va perdiendo de vista en el espejo retrovisor aquel tiempo heroico de la prehistoria del reparto, cuando Chocolate se erigió como profeta del movimiento, y con un soplo de huracán lo introdujo en los barrios cubanos. Ahora vivimos una época mucho menos traumática, y el reparto se acomoda en su trono de plumas, con sus conciertos multitudinarios, sus covers desorbitantes en los bares del momento y sus millones de reproducciones en las plataformas digitales. En esta camada de jóvenes reparteros que está recogiendo los frutos, destaca por méritos propios Wow Popy (Yerson Isbel), una auténtica máquina de hacer coros pegajosos y convertirlos en frases populares a golpe de clave. Desde que se abriera paso en 2020 con su Dura Magaly, el artista viene encapsulando con una astucia tremenda el espíritu callejero en unas “pautas” que lo han convertido en parte esencial del paisaje sonoro. No vas continúa la racha casi perfecta de este auténtico músico popular.

Por ustedes (Pornosotros 2) / Fixty Ordara, Ja Rulay, Wampi, Wow Popy 

Si vamos ahora mismo a cualquiera de los barrios cubanos, este es uno de sus himnos. Y, dado que la calle habla, es imposible pasar por alto esta colaboración de Fixty Ordara, Ja Rulay, Wampi y Wow Popy, que en realidad es la segunda parte de un díptico, con el tema Pornosotros como iniciación. Con coros pegadizos, un sintetizador que juega a la perfección con la estética sonora del reparto; el abuso, en el buen sentido, de los ad lib que remiten inevitablemente a la música popular bailable cubana, y una producción mínimal —en un tiempo en el que el reparto se está sobreproduciendo—, hacen de este tema uno de los más icónicos, que no solo se ha posicionado como reproducción obligada en las bocinas de la Isla, sino que además trascendió nuestras fronteras. Expresiones como “Me fui al berro sin gorro y ella se fue a la berra sin gorra” se cuelan de manera natural en nuestro día a día, y, a pesar de lo ya agotado de la temática, el reparto consolida su camino como la banda sonora de esta época en Cuba, con Wampi como MVP del género. 

Que me lo den en vida / Septeto Nacional Ignacio Piñero ft. Gilberto Santa Rosa

Esta es una feliz idea llevada a cabo por el Septeto Nacional Ignacio Piñeiro: homenajear al Gran Combo de Puerto Rico desde el formato primigenio y cardinal del son cubano. Todos los temas del disco Gran Combo Pa´ Rato (Bis Music, 2022) constituyen éxitos de la orquesta boricua, para lo cual se recurrió a una excelente nómina de cantantes invitados. En el caso de esta canción, la invitación recayó en uno de los mejores soneros que jamás haya existido sobre la faz del planeta: Gilberto Santa Rosa. Que me lo den en vida es una interpretación tradicional y fresca, respetuosa y seductora, un flashback centenario en la música cubana, que incluye a ese imperio denominado “salsa”, aquí retrotraído al big bang de los septetos en  los años 20 del siglo pasado.

Cambio / El Niño y la Verdad 

Ahora mismo, pocas canciones bailables del cancionero cubano reflejan con una letra comprensible y cantable por cualquiera, los deseos de cambio y la persistencia de la esperanza que nos mantienen vivos en estos tiempos aciagos. Eso, sin hablar del sabor al que El Niño y La Verdad nos tiene acostumbrados. Solamente por eso habría que agradecerle al compositor e intérprete cuando canta: “Quiero respirar la libertad y ser quien soy / para demostrar que puedo dar más de lo que doy / y mi corazón me grita / qué hay un mañana mejor que hoy.” Que tu boca sea santa, Emilito. 

Todo está OK / Fixty Ordara y Ja Rulay (Bonus Track)

Al cierre del año, estos jovencísimos representantes de la nueva ola del reparto, son los reyes de la calle. Su tema Todo está OK cuenta con más de cuatro millones de reproducciones en YouTube, acaba de ganar en los Lucas el Premio de la Popularidad, y lo puedes escuchar en uno de cada tres equipos de reproducción que te encuentres hoy en La Habana. El melodioso y autotuneado coro que entona Fixty Ordara, en contraste con las líneas que salen de la voz rasposa de Ja Rulay, y los pequeños compases de metales marchando sobre la clave (cortesía de DJ Cham) es todo lo que han necesitado estos muchachos para convertirse en la voz de una generación que tiene muy pocas cosas que celebrar, excepto su capacidad infinita para alegrarse la vida al menos con música.

Escucha la playlist completa en Spotify y en YouTube.

 

*Esta lista es una colaboración entre Magazine AM: PM y Fonoma. 

foto de avatar Magazine AM:PM Revista cubana de música, sin distinciones de géneros o geografías. Más publicaciones

Deja un comentario

Aún no hay comentarios. ¡haz uno!

También te sugerimos