Magazine AM:PM
Publicidad
Reviews Portada del álbum: KC Porter / Diseño: Pepe Menéndez. Portada del álbum: KC Porter / Diseño: Pepe Menéndez.

KC Porter Presents: Azabache de Cuba (La calle está caliente) / Azabache

La madre de KC Porter fue una de las guionistas de I Love Lucy, el afamado programa de la CBS donde el músico y actor santiaguero Desi Arnaz se consagró definitivamente y en la que él y su entonces esposa Lucille Ball llevaron un nuevo aire de modernidad y reality a la televisión norteamericana.

Este hecho y el apego a la música cubana determinaron, quizás, que Porter mirara al sur, y se reencontrara con un sonido que ya venía de alguna manera en su ADN cultural; recordemos que el productor, arreglista y compositor estadounidense ha trabajado con La India y Luis Enrique. Con tales antecedentes, no es demasiado sorpresiva su decisión de producir, junto al cubano Alden González, el álbum KC Porter Presents: Azabache de Cuba (La calle está caliente) (Insignia Records y Meta Platforms, Inc., 2022), de la orquesta santiaguera Azabache.

González, por su parte, vuelve a una apuesta en la que insiste tanto por su experiencia como por el apego constante a la investigación: la de reflejar el sonido de hoy en el contexto de la tradición (el entorno de la Casa de la Trova); todo esto sumado a una búsqueda de lo natural en el sonido, en lugar de sonoridades y producciones perfeccionistas (que no necesariamente prescindibles).

A lo dicho antes debemos añadir el intento de colocar, en el lugar que merecen, a figuras de gran calidad y que generalmente han quedado en un segundo plano. En este afán, en el disco se escuchan voces como las de José Sánchez (Sonora La Calle), Michel Antonio González (Septeto Turquino), Dagoberto Planos Despaigne (Los Karachi), Ángel El Puro Valerino, o Pacheco quien perteneció a las nóminas de Son 14, Unión Sanluisera o Estrellas de la Charanga.

Quien escuche el álbum se encontrará con 10 temas que se mueven entre el son y sus influencias más cercanas. Conga, changüí, quiribá, songo, danzón se definen aquí y parecen confluir en camino a uno de los sonidos fundamentales de Santiago de Cuba, el son.

El disco es entonces la búsqueda de esos inicios en que el son parece definir a la Isla, pero con una particularidad, en la cual sabemos que insistió KC Porter: en esta producción todos son temas originales.

Mientras las miradas de Alden y Porter van de lo más intrincado a lo cosmopolita, la agrupación suma, como si fuera una de las bungas primarias, a todo el talento que pueda, aunque por regla general los protagonistas son santiagueros, sea por nacimiento o por adopción.

En el tema que da nombre al disco, Pacheco, uno de los mejores soneros vivos de Cuba, con su voz que a ratos recuerda a su coterráneo Ibrahim Ferrer recurre a lo que más sabe para regalar una pieza de sabor rotundo y guías oportunas. De igual manera es hermosísimo el quinto track del fonograma, Ya se acabó el querer, una rumba que en la voz de  El Puro Valerino suena a tema con el que amenizar cualquier fiesta.

Contrólate, el séptimo tema, deja escuchar a Dagoberto Plano, un cantante que llevó sobre sus hombros gran parte del repertorio de Los Karachi y quien falleciera el pasado 3 de marzo de 2021; aquí dejó huella en otro de esos títulos capitales de la placa que, insisto, apuesta por lo profundamente cubano. No por gusto abre con Guantanamera, el son de Francisco Barrero, Yunior Hechavarría y Ángel Valerino donde se pide, nada más y nada menos, que cualidades en el baile, otro de los puntos de mira no solo del disco sino del sonido caribeño.

Y hablando de sones y rumbas, al fonograma le hubiera venido bien algún bolero, otra de las esencias no ya de la Casa de la Trova, sino de la Isla en todo su peso. Se extraña especialmente por parte de quienes tenemos la suerte de asistir de una manera u otra a la Sala Dolores, una suerte de cuartel general de los Azabache, porque bien sabemos que ahí nacen hermosos boleros escritos por ellos mismos, fruto de pasiones cocinadas al calor intenso de la ciudad de Sindo Garay y Miguel Matamoros.

Esta ciudad de Virgen milagrosa y rones inconfundibles, donde la Conga de los Hoyos suena cada vez que el país se desordena o inspira. La misma urbe que, rodeada de montañas, unió a dos productores que, hasta cierto punto, parecían distantes: KC Porter,  cercano a figuras como Santana, Shakira, Gloria Estefan, Sting, Alejandro Sanz o Justin Timberlake; y Alden González, un hombre que mueve su talento en añosas motos alemanas y respira el olor de una ciudad en la que aún resuenan de manera natural las guarachas de Ñico Saquito.

Este fonograma es otra joya que nos regalan el buen gusto y la sapiencia tecnológica; valen la pena los 10 títulos resumidos en algo más de 35 minutos de música. Ya era hora: KC Porter presenta a Azabache de Cuba.

Escucha KC Porter Presents: Azabache de Cuba (La calle está caliente) acá.

Rogelio Ramos Domínguez Writer of verses and songs. Full-time journalist and especially father of Claudia Ramos. More posts

Leave a comment

View published comments
  1. Victor Cándido Lusson Bueno says:

    A mi no me pidan un comentario,todo mundo sabe que esa es mi música y ellos son mis hermanos. Son buenos de entre los buenos. Graaaaacias por lo que han echo todos por mi música. Salud y grandes éxitos.

View published comments

We also suggest