Magazine AM:PM
Publicidad
Articles Diseño: Jennifer Ancizar Diseño: Jennifer Ancizar

Hip hop, beyond flow

Recuerdo un programa de televisión donde entrevistaron a un conjunto de artistas que despuntaban como líderes en el género del reguetón, y que el presentador preguntó al grupo: “¿Qué es el flow?”.

Se dieron varias respuestas que mi memoria no recuerda, sin embargo, una no se me olvida. Uno de los exponentes, con una sonrisa ingenua pero muy seguro de sí, dijo: “El flow es…” y comenzó a mover una mano, su muñeca, el codo y el hombro sucesivamente, como una ola.

There is a variety of terms that are used to describe expressions related to the artistic and that characterize a way of manifesting or a certain technique. In the case of hip hop, some of these concepts are of Anglo-Saxon origin, due to the beginnings and development of this culture. However, in popular speech, many of these words are used without people being fully aware of their meaning, sometimes altering or impoverishing the idea they express.

¿Qué es flow, groove, break, beat? ¿Cómo distinguir entre las distintas habilidades si se compara a varios artistas? ¿Qué tiene uno que no tenga el otro: más flow, mejor lírica, potentes beats, menos groove?

Por una parte, flow —cuya traducción al español está asociada con fluir, marchar, manar, correr—, musicalmente tiene mucho que ver con la forma en que un rapero, por citar un ejemplo, manifiesta su discurso. Esto guarda estrecha relación con una serie de técnicas vocales como la entonación, la duración e intensidad de los sonidos, la proyección y administración del aire, el sentido del tiempo afín a una métrica natural compleja proveniente de una poesía que conserva una disciplina de redacción. Todo ello, sumado al timbre sonoro, a la intención y al vínculo emocional del mensaje que se transmite, conforma un estilo propio del expositor durante su interpretación. 

En la historia del rap cubano son muchos los ejemplos de artistas con un flow muy atrayente, podrían mencionarse algunos nombres como El Prosa, Ruzzo, Anderson, Funky, Poeta Lírico, y los grupos EPG, Explosión Suprema, entre otros tantos que con su estilo han marcado pauta en la memoria del hip hop insular. Aunque el flow se emplee para destacar cualidades del cantante, el mismo puede verse condicionado por las características del beat, entendido en su argot como background o fondo musical. De igual modo, en alusión a uno de sus significados (golpe), los programas digitales de composición y grabación hacen empleo de este término para señalar y marcar el tempo/ritmo de la obra o lo que muchos llaman velocidad del instrumental, y se mide en BPM (beats por minuto).

El movimiento que provoca un beat también lo determina el groove, que representa las variaciones de tiempo e intensidad entre los elementos de la pieza. Al alternar los ritmos, retardando y adelantando notas, unas fuertes, otras débiles, la interpretación musical y la escucha se hacen más interesantes. Desde este punto, puede establecerse una diferencia entre las obras programadas exclusivamente en software y la ejecutada por instrumentistas, cobrando esta última mucha vida pues nunca un intérprete será tan analítica y justamente preciso en su ejecución como una computadora, si bien la búsqueda de la perfección, mediante el dominio práctico de un instrumento, recrea las agradables inexactitudes que deleitan nuestra percepción auditiva. 

Así se revolucionó años atrás la manera de disfrutar la música, a mano de los DJ, cuando estos comenzaron a repetir secciones musicales donde generalmente se escuchaban solo la batería y, en algunas ocasiones, el bajo. Los mejores cortes o breaks poseían los más llamativos grooves, siendo reproducidos cíclicamente los mismos (loops), y conformando una especie de atracción que conllevó al surgimiento de nuevos beats

The ear and listening process are intuitive, yet educable. Learning to decipher the skills and structures that make up the most complex techniques of hip hop culture (sometimes seemingly easy) can become quite a subject. See the case of singers, rappers or MCs (Masters of Ceremony), who use the microphone to communicate.

Sucede que a veces hay creadores que aún dominando el flow y teniendo un interesante discurso, no conquistan a las audiencias. ¿Cómo puede ser posible, si cuentan con sugerentes letras, un ritmo acertado y una buena entonación (aunque muchas veces básica)? Pues se debe a que la mayoría de los artistas urbanos que destacan sobre el resto poseen además un buen desarrollo de la comunicación, tanto desde la psicología aplicada a las letras como desde las maneras de grabar y ejecutar su música en vivo, con lo que les sacan un extra a los conocimientos anteriormente descritos. Ejemplo de músicos que han descifrado estas habilidades son Papo Record y Rxnde Akozta, por citar un par, y se trata de un aspecto fundamental que no en todos los casos se logra desplegar de manera autodidacta.

Al mismo tiempo, la calidad del discurso se relaciona con la educación vocal del intérprete, lo cual en la música urbana es poco mencionado. El rap puede convertirse en un ejercicio auto-instruido pero existen prácticas que nos permiten una mejor emisión. Por ejemplo: saber cómo mejorar y manipular el uso del sistema de resonancias que da a la voz su color, timbre, riqueza y amplitud; adiestrar la respiración costodiafragmática, así como la dicción, la articulación, y muchas otras experiencias que se cultivan incluyendo la salud vocal, como sucede en el caso de los locutores, actores y demás profesionales de la voz. Pabelo, del grupo Ley de Thalion, es un buen ejemplo para ilustrar todo esto.

Sin embargo, los exponentes urbanos más relevantes no solo han sabido hacer uso del lenguaje oral y escrito, sino del gestual, gráfico y visual, como la ropa, el cabello y demás símbolos. Claro que en ciertos grados de eminente popularidad las variables de comunicación pueden estar dirigidas desde y hacia un punto de vista empresarial, integrando la venta personal, publicidad, promoción, marketing, patrocinio y relaciones públicas. 

As a consequence, this generates a role model among those creators who yearn to indulge in renown and notoriety, personalizing patterns and a belief system around the idealized successful artist. Although it is true that many famous virtuosos "have not gone to school" to achieve their goals, it is also true that the overcoming and education of the subject in which a subject wants to specialize are necessary to raise the competencies of each one. , whether in business, production or any of the areas that affects the quality of a designed product. 

Today there are theses, databases, conferences, books and articles that reveal the transformative nature of hip hop as a sociocultural phenomenon. That is why it is important to know and educate ourselves on its elements, beyond what is seen and what is heard, in order to establish a better relationship with the public and be more complete artists. 

Raydel Obrador Evora (Prófugo) More posts

Leave a comment

Aún no hay comentarios. ¡haz uno!

We also suggest