Magazine AM:PM
Publicidad
Artículos Foto: Pablo Larrralde. Cortesía de Fábrica de Arte Cubano.

En La Habana se fabrica un Jazz Emprende

Jazz Emprende llega, en su primera edición, para actualizarnos sobre el panorama de la industria musical. Los días 28 y 29 de febrero tuvo lugar esta novedosa experiencia en Fábrica de Arte Cubano (F.A.C.), que abrió sus puertas para abordar, con un enfoque diferente, el escenario musical y empresarial actual, específicamente en la esfera del jazz.

Como propósito esencial, Jazz Emprende se propuso conectar varias ideas sobre el mundo del emprendimiento en el desarrollo de nuestro contexto. Durante los dos días se realizaron veinticuatro presentaciones entre la Nave 3 y 4 de F.A.C., y la Sala Humberto Solás, en la cual tuvo lugar la sesión de Jazz Emprende Studio, un espacio para entrevistas junto a los artistas y emprendedores invitados al evento.

En la primera sesión, el percusionista Aldo Mazza señaló en su taller sobre el negocio de la música la necesidad de hacer a partir de lo que se ha aprendido, de manera que se logre generar ideas originales que se materialicen en soluciones necesarias. Mazza demostró que es fundamental mantener activa nuestra mentalidad creativa, ya que puede desarrollarnos mejor como personas.

Foto: Pablo Larralde. Cortesía de Fábrica de Arte Cubano.

Más tarde, en la conferencia sobre el encadenamiento empresarial en la economía cubana, se presentaron cuatro empresas muy dinámicas dentro del marco comercial en la Isla: Havana Club y NIHAO 53 dieron a conocer sus plataformas online y los servicios que brindan al sector privado, los cuales facilitan un mayor acceso y disfrute del producto por parte del cliente;  mientras que TropiPay, el popular monedero electrónico, explicó las diferentes opciones de pago que ofrecen, y la empresa holandesa Caribbean Container Solutions manifestó cómo su emprendimiento apuesta por el desarrollo y la comercialización de los contenedores modificados, los que brindan un excelente confort y son realizados a la medida del cliente.

Las presentaciones estuvieron enfocadas en las cadenas productivas, y no dejaron de mencionarse las debilidades y fortalezas que se deben tener en cuenta en cada modalidad de emprendimiento. Fue relevante apreciar que estos negocios laboran por ser actores decisivos en el mercado local que contribuyan al desarrollo territorial.  En este sentido destaca la integralidad de su servicio y el compromiso con el cliente.

Por su parte, la sesiones de Jazz Emprende Studio fueron bien acogidas por los espectadores y convocaron a varias personalidades a un encuentro dinámico realizado bajo la conducción del periodista Rafa G. Escalona. Fue un espacio para conocer más de cerca el trabajo de figuras como Javier Fernández Poyo (España), Oscar Fernández (Cuba), Jason Olaine (USA), Jahi Lake (USA), X Alfonso (Cuba) y Robert Glasper (USA).

Foto: Eduardo Reyes. Cortesía de Fábrica de Arte Cubano.

Guiados por las preguntas de Rafa, los entrevistados compartieron aspectos relevantes de su trabajo y su modo de ver la vida. Ejemplo de ello fueron los encuentros junto al DJ norteamericano Jahi Lake y X Alfonso. Lake conversó sobre su creación musical y los diferentes géneros que abarca, al tiempo que resaltó la importante presencia del hip-hop, las tecnologías, y el legado cultural de la comunidad afroamericana en su creación. X Alfonso, asimismo, expuso al público su alma de creador; habló sobre la gestación de Fábrica de Arte Cubano y sus distintas facetas, como ser humano, músico, realizador audiovisual y emprendedor. Ambos artistas apostaron por las ventajas del trabajo en conjunto, basados en la experiencia personal que les ha demostrado que, a pesar de las dificultades, un equipo unido y con sentido de pertenencia es la clave para lograr los objetivos.

Por otra parte, en un conversatorio sobre El lado empresarial del jazz, Jason Olaine expuso las diversas contradicciones del trabajo del productor dentro del marco artístico, en el cual es fundamental mantener la cooperación con la comunidad de negocios. Ante algunas de las dudas expuestas por el público con respecto al posicionamiento en el mercado, Jason sugirió mejorar las estrategias de los proyectos, asistir y garantizar al artista un trabajo confiable.

De manera improvisada y con la conducción nuevamente de Rafa G. Escalona, surgió un panel junto a los organizadores del evento: Ruly Herrera, líder del grupo Real Project; Sandra Lopes, productora general de Fábrica de Arte Cubano; Marta Deus, directora de la revista Negolution, y Lilian Triana, en representación de la empresa de producción de eventos Four Wives.

Foto: Eduardo Reyes. Cortesía de Fábrica de Arte Cubano.

El diálogo acerca de la creación de Jazz Emprende reveló el interés por generar la participación de los jóvenes creadores y vincular los universos del jazz y el emprendimiento. Fue una valiosa oportunidad para profundizar en los procesos de gestión y creación en ambos sectores. Prevaleció la idea  de que, pese a los diferencias de enfoque, lo importante es administrar y construir un camino en conjunto que tenga como premisa el desarrollo social.

Otro de los momentos a destacar fue la amena la plática que tuvo lugar en el marco de Ellas Hablan, conversatorio realizado en ocasiones anteriores en la sede, y que esta vez contó con la presencia de Idania del Río, una de las fundadoras de la marca Clandestina. El testimonio de su trabajo como diseñadora, las fortalezas y los límites con los que ha tenido que lidiar hizo ver cómo a través del emprendimiento se puede construir y motivar a las personas a llevar un estilo de vida diferente.

Foto: Eduardo Reyes. Cortesía de Fábrica de Arte Cubano.

Otra de las charlas más atractivas estuvo a cargo del experto Javier Fernández Poyo, con la conferencia Innovación y Emprendimiento, en la cual hizo referencia al sistema de emprendimientos en España y habló sobre la importante de conocer acerca de las tendencias tecnológicas y su influencia en la innovación.

En el apartado de Pitchs de Empredimientos participaron la Unesco, Mandao, Negolution y Pilares Construcciones, quienes comparten una estrategia común: la integración hacia la mejora social con actividades multidisciplinarias. Asimismo, intervinieron varios proyectos de trascendencia artística, como Jamila Falak una bajista, cantante y emprendedora polifacética de Jamaica, y Jacmel Jazz Festival, un festival realizado en el sureste de Haití desde 2015, donde se promueve una mejor educación y nivel artístico para la población activa entre 7 y 35 años.

Las solicitadas Master Class de Derrrik Hodge y Robert Glasper atrajeron la atención de todos los participantes, especialmente de los estudiantes de los diferentes centros de la enseñanza artística de la ciudad. El bajista Derrick Hodge ofreció detalles de la influencia de la guitarra y del acentuado estilo rítmico en su formación musical.  Por su parte, Robert Glasper conquistó al público con su atractiva personalidad. El destacado músico, ganador de varios premios Grammy, hizo énfasis en su narrativa musical y en la esencia de las raíces de la música negra y el significado de ese sector en la evolución de la sociedad. Además, insistió en que comprender la historia hace que nos conozcamos aún más y manifestó su sentir al representar a millones de personas con su obra, de lo cual se siente orgulloso.

Por supuesto, las noches del evento fueron protagonistas del evento y contaron con la participación de lo mejor del jazz en nuestros días. El concierto inaugural dado por Ruly Herrera y Real Project contó con invitados como Yaroldy Abreu, Emir Santa Cruz y Lázaro Peña. La segunda noche se mantuvo el alto nivel con la presentación de Yasek Manzano, Eme Alfonso, el pianista Aldo López Gavilán, Roberto Fonseca, DJ Jahi Lake y el esperado Robert Glasper.

Foto: Sergio García. Cortesía de Fábrica de Arte Cubano.

Sin duda, Jazz Emprende llegó para quedarse por mucho tiempo. Aunque los conflictos de horario impedían la participación en todas las sesiones, la organización y la oferta diversa de actividades en Jazz Emprende dan cuenta del potencial de crecimiento de la iniciativa. El impacto que dejan sus conferencias como forma de promoción y motivación en los emprendedores es gratificante y augura mejor calidad y una mayor asistencia para las próximas ediciones. Sus organizadores demostraron que las oportunidades grandes nacen si sabes aprovechar las pequeñas. Quedamos ansiosos por lo que nos traerá la segunda edición de Jazz Emprende.

Foto: Pablo Larralde. Cortesía de Sandra Lopes.

Rocío Saylen Padilla Más publicaciones

Deja un comentario

Ver comentarios publicados
  1. Julio César Cairo Pérez dice:

    Muy buen artículo, gráfica con palabras lo vivido por la autora en las jornadas de jazz. Esclarecedoras anotaciones que refleja el espíritu del género y permite al lector estar al tanto de los acontecimientos. Gracias y felicidades a la especialista.

  2. Nany Zulueta dice:

    Wow Que hermoso reportaje. Como participante del evento doy crédito a todo lo que acá se plasma y espero ansiosamente que se repita la experiencia. Gracias al comité organizador

  3. Brenda dice:

    Genial que el movimiento jazzista esté creciendo en la isla y luchen por llegar a un mayor público, a los más jóvenes, incluso todas las provincias; para que nuestros oídos sean educados con buena música.

Ver comentarios publicados

También te sugerimos