Magazine AM:PM
Publicidad
Artículos Diseño por Jen Ancizar.

10 artistas de la escena alternativa cubana que debes escuchar en 2024

Si alguien camina por las calles de Cuba hoy se preguntaría a dónde fueron a parar los tantísimos géneros de la música popular cubana. De bar en bar, de casa en casa, de bocina en bocina, solo se escucha un ritmo: el reparto, esa contribución local a los sonidos urbanos latinos que afianzó en 2023 su imperio y ha comenzado a expandirse más allá de nuestras fronteras. Pero si se presta suficiente atención, podrá advertirse en ciertas esquinas unas pequeñas revueltas. Hija de estos tiempos, comienza a emerger una escena alternativa que bebe de todas partes pero que se arriesga a definir su propia identidad sonora. Los diez artistas cubanos que destacamos están aún al comienzo de sus respectivas carreras, pero el potencial que encontramos en sus propuestas nos hacen sentir muy optimistas respecto a los caminos que puede trazar esta nueva escena.

Chezca Zana 

Chezca Zana. Foto tomada del Perfil del artista.

Imbuir al reparto de la estética desprolija del punk, el shitpost y el trash, ha hecho de Chezca Zana el alumno aventajado de esa masa de jóvenes artistas urbanos conocida como “la nueva”. El zeitgeist ha susurrado par de cosas al oído de Daniel Sánchez Carrazana, y este ha tomado nota. ¿La recompensa? Una creciente y heterogénea fanbase junto a la admiración de músicos, tanto del underground como de otros más establecidos. Mientras tanto, para él, el hate y la incomprensión no son más que ladridos advirtiendo su paso. Tan solo hay que ver videos de sus conciertos, las historias de fans coreando sus canciones, o las polémicas que inspira: ha removido el avispero y conectado con el público y eso, sin discusión alguna, no es algo de lo que pueda alardear la mayoría de sus contemporáneos.

 

Land Whales 

Land Whales. Foto tomada del Perfil del artista.

El rock en Cuba no está en su mejor momento, sin embargo, existe un proyecto que nos hace creer que esa proyección puede cambiar. Land Whales es una banda que toma influencias de varias aristas del rock como el shoegaze, el noise rock y el punk, a los cuales da un textura muy específica, enfocada en crear la música desde el estudio y darle un rol central a la producción, con lo que logran sonar completamente diferente al resto de los proyectos de la escena local. En el 2023 se lanzaron con dos producciones que muestran la progresión y la capacidad de ser eclécticos dentro de una estética, sin dejar de ser coherentes. 

 

Charly Siaba 

Charly Siaba. Foto tomada del Perfil del artista.

Charly Siaba es esencialmente una voz anidando en una guitarra. Su formación, entre académica y autodidacta, le ha valido la destreza como instrumentista, pero es su sensibilidad lo que lo convierte en un cantautor particularmente interesante dentro del panorama musical cubano. Luego de varios años fuera de la Isla, su estética ha adquirido influencias del funk, el country, el soul y el pop; sin embargo, mantiene una conexión clave con la música tradicional, de herencia incluso familiar, y con el jazz fusionado con los ritmos afrocubanos, sonoridad que comparte con una generación de grandes músicos cercanos, como Andy García y Gelín Hau. Sus últimas producciones nos revelan a un compositor inquieto, que busca conectar de un modo íntimo con su público, cada vez más entusiasta, mientras explota las posibilidades de la comunicación en redes y las presentaciones en espacios pequeños. Tras el anuncio de próximas entregas, Charly Siaba parece prometernos este año el descubrimiento de nuevas y mejores sutilezas para la canción cubana actual.

 

Javier Sampedro 

Javier Sampedro. Foto tomada del Perfil del artista.

Desde Liana Milanés y Melanie Santiler, pasando por Frank Mitchel y, por supuesto, Isla Escarlata, banda de la que es fundador, mucha de la nueva música cubana que resuena en las más jóvenes generaciones lleva la impronta de Javier Sampedro. Graduado de Producción en la Facultad Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual del ISA, sería difícil —e inútil— encasillar su sonido, que bebe tanto de referentes de la música tradicional cubana como de los sonidos más contemporáneos del continente. Eso sí, con cada producción, Javier Sampedro pareciera resuelto a romper con todo lo anterior, como si cada canción le pidiera a gritos que inventara la música solo para ella.

 

Melanie Santiler 

Melanie Santiler. Foto tomada del Perfil del artista.

Artista visual por casualidad, músico por necesidad, la corta carrera de Melanie es un ejemplo perfecto de los procesos creativos de una generación para la que no existen fronteras. En Melanie se conjugan unas cualidades compositivas con letras de fuerte carga poética, con un eclecticismo sonoro en el que confluyen fuentes tan diversas como Maria Callas y Rosalía. De momento solo es posible apreciar su talento en las redes, donde ha publicado versiones personalísimas de artistas de la escena urbana como Wampi y Velito Bufón. El 21 de febrero sale su primer tema en las plataformas, Tu foto, una colaboración con el reconocido influencer cubano Carnota. Con Días de ser salvaje, el álbum visual con el que se graduó de la Universidad de las Artes en camino, y un flamante premio en el concurso Primera Base, en la categoría de Menores, estamos apenas a las puertas de la que puede ser una de las carreras más interesantes del nuevo panorama musical cubano.

 

Camila Guevara 

Camila Guevara. Foto tomada del Perfil del artista.

Camila estaba, de algún modo, destinada a ser cantante. Desde hace años, en cada generación de su familia materna, nace una voz privilegiada y única, alguien con verdadero “duende” para la música. Le tocó a ella esta vez, a pesar de su relativa resistencia. Con estudios de música de nivel elemental, su salida del clóset musical hacia el gran público se produjo de la mano de Ruly Herrera en el disco Fascinantemente Mundo, en el que tuvo a cargo una hermosísima versión de Otra Canción (Santiago Feliú). Antes, había formado parte de las bandas M.A.S y Flor de Loto. A finales del 2023, Sony Music le echó el ojo y está en el horno un disco con canciones de la propia Camila, un probable diamante labrado cuidadosamente por dos de los productores más interesantes de la nueva hornada: Yoyi Lagarza y Javier Sampedro. Mientras, una identidad musical se ha ido cuajando en el directo de los pequeños antros habaneros.

 

Ana Monier

Ana Monier. Foto tomada del Perfil del artista.

Un móvil que le permitiera grabar sin demasiados problemas, un poco de logística en casa y un piano, era todo lo que necesitaba Ana Monier para, en 2021, saltar a las redes sociales como músico. Para la fecha, ya había pasado por el Conservatorio Amadeo Roldán, donde en 2018 se graduaría de la especialidad de violín. A partir de su debut, ha colaborado con artistas y agrupaciones como Interactivo, Isla Escarlata, José Portillo, Chongo, Edu O’Bourke, Milton McDonald y El Trombón de Santa Amalia, donde se desarrolla como vocalista actualmente. Con más inquietudes que certezas, en 2023 inició su carrera como solista, compositora y violinista. , Solo Duerme, En Aras de Querer y su más reciente producción, Ya no somos Nada, en colaboración con Milton McDonald, parecen ser el inicio de un camino que nos deja intrigados y con ganas de descubrir qué pasará con Ana Monier en este año.

 

Kendaya

Kendaya. Foto tomada del Perfil del artista.

Mucho antes de nombrarse Kendaya, de acumular más de 100 mil seguidores en redes y de ser integrante de la agrupación Qva Libre, Mauricio, con 12 años, ya había recorrido un par de estudios musicales, hasta llegar a convertirse en el segundo vocalista de William El Magnífico cuando tenía 17. Tras años en la industria, Kendaya es un artista multifacético que se ha movido por la música alternativa, el reparto y el trap en diferentes etapas de su carrera. Un total de dos álbumes con Chris Tamayo, uno en solitario –444–, un EP con Chocolate MC y un contrato con la disquera internacional Baby Récords, recogen parte notable de su carrera artística. En el 2023 anunció el inicio de una faceta como artista independiente, noticia que nos vuelve a dejar a la expectativa de lo que nos mostrará Kendaya en este 2024, un artista que, sin dudas, se mueve entre diversas estéticas e incursiona en tantos géneros como se propone interpretar.

 

Edu O’Bourke 

Edu O’Bourke. Foto tomada del Perfil del artista.

En medio de una escena underground demasiado atenta al mainstream nacional y foráneo, Edu O’Bourke es un bicho raro cuya fuerza motriz es el instinto. Como quien introduce el dedo lentamente en el agua temiendo quemarse (o helarse), ha lanzado un par de sencillos que destacan por su producción minimalista e íntima, deudores de la canción cubana y con reminiscencias al indie folk. La voz liviana y la poesía de sus letras introspectivas advierten unos códigos muy particulares y a un artista inquieto por explorar y expandirse. Edu O’Bourke tiene mucho para decir y, más importante aún, el lenguaje preciso para transmutar oyentes en cómplices.

 

EIDI 

EIDI. Foto tomada del Perfil del artista.

EIDI es un joven MC de La Habana cuya música se mueve por el trap, el hip hop y que no tiene miedo a coquetear con sonidos más pop. La renovación constante parece ser uno de sus signos, con cada propuesta lo vemos probarse distintos ropajes, como si estuviera aún encontrando el tono en el que se encuentra más cómodo, o tal vez esta condición mutante es simplemente un efecto secundario de sus estudios de filosofía. Su discurso polifacético evita el encasillamiento en una sola temática, y lo podemos encontrar lo mismo hablando de amor propio que de existencialismo, o de los desafíos de hacer hip hop en un país en el que el género se ha movido históricamente entre la franca censura o el desinterés comercial.

foto de avatar Magazine AM:PM Revista cubana de música, sin distinciones de géneros o geografías. Más publicaciones

Deja un comentario

Ver comentarios publicados
  1. Jonathan dice:

    Beautiful, Rafa. Gracias for sharing this music…. and especially your love and passion for it.

Ver comentarios publicados

También te sugerimos